esp
cat
Jueves, noviembre 19th, 2020

El (re)descubrimiento del chic parisien: Crónica inédita de la vida y obra de Joan Cardona i Lladós

Categoria:

A lo largo de las siguientes páginas se desarrolla un estudio por etapas anuales y pormenorizado de la vida artística de Joan Cardona, partiendo de los orígenes de su familia y su
establecimiento en Barcelona y de la influencia de dos valores primordiales que le supo
transmitir su padrastro León Farré: la modestia, y el amor por el Arte, en todas sus expresiones. Cardona fue uno de los primeros asiduos en la taberna Els 4 Gats, quedando
así manifiesto que conocía personalmente a Ramon Casas, Santiago Rusiñol, Miguel
Utrillo y Pere Romeu, así como a la generación de jóvenes promesas vinculadas al establecimiento de la calle Montsió. Nos referimos a figuras como Picasso, Casagemas, Torné Esquius, Manolo Hugué, Canals, Nonell, Opisso y Gosé. Con la mayoría de ellos
compartió exposiciones y asistió a la celebración de los salons de París.
Su trayectoria artística puede dividirse en cuatro etapas claramente diferenciadas:


1. Aprendizaje (1894-1899). Sus estudios se desarrollaron entre la Academia Baixas y la
Escola de la Llotja, iniciando su participación en las Exposiciones de Bellas Artes de Barcelona en 1894. Durante su primer viaje a París, en 1898, conoció de primera mano la
bohemia de la capital francesa. Su debut en revistas artísticas fueron en El Gato Negro
(1898) y L’Esquella de la Torratxa (1899)

2. Formación (1900-1902). En 1900 se estableció en París. A partir de su llegada fue
buscando encargos artísticos, gracias a los cuales se fue posicionando entre la ingente
oferta artística nacional e internacional que disfrutaba la capital francesa. A partir de
1900 y 1902 publicó frecuentemente en las revistas Le Rire, Le Frou-Frou, L’Indiscret, Gil
Blas, Sans-Gêne, Álbum Salón y Hispania.

3. Fama y apogeo (1903-1914). «Es un Cardona». Esta expresión se extendió por el París
de la Belle Époque en una demostración de reconocimiento popular del estilo con el que retrataba a sus glamurosas modelos (y el de aquellos que le imitaron). A la lista de las revistas que publicaron ilustraciones cardonianas se sumaron La Caricature, La Chronique
Amusante, La Vie en Rose, Fantasio, Jean Qui Rit, Jugend, Lustige Blätter, Rialles, Mundial Magazine y Elegancias. Participó en las sucesivas ediciones del Salon d’Automne (a partir de
1904), del Salon de la Société Nationale des Beaux Arts (a partir de 1906) y del Salon des
Humoristes (a partir de 1909). Entre los coleccionistas de su obra figuró el Estado francés. También ganó el primer premio ex aqueo en el concurso de carteles convocado para
anunciar el tónico aperitivo byrrh.

4. Consolidación y reconocimiento (1915-1950s). Tras el estallido de la Primera Guerra Mundial, Cardona regresó con su esposa Clemència Parade a Barcelona. Abandonó
la ilustración y se dedicó en exclusiva a la pintura. Siguió participando en exposiciones
internacionales, como la Panamá-Pacífico de San Francisco de 1915. En 1932 le llegó el
reconocimiento del Estado francés, cuando le fue otorgada la distinción de Caballero de
la Legión de Honor. Cardona continuó participando en la vida cultural barcelonesa y en
sus galerías de arte hasta, al menos, 1950.

 

joan cardona


ANTECEDENTES FAMILIARES DEL JOVEN CARDONA

Joan Cardona i Lladós, nació en Barcelona a las 9 de la noche del 30 de junio de 1877, fue
inscrito con los nombres de Juan Bautista José Pedro. Sus padres Josep Cardona i Farré
(Sant Salvador, 1852-Barcelona, ?) y Maria Lladós i Vidal (Isona, 1855-Barcelona, 1935)
provenían de Sant Salvador de Toló e Isona, respectivamente, dos poblaciones muy cercanas a Tremp, en la comarca del Pallars Jussà, cercana a los Pirineos leridanos.
La familia Cardona Lladós era de origen humilde, vinculados al mundo rural y al payés.
En la partida de nacimiento de Joan Cardona solo se especifica el oficio del abuelo paterno Pedro Cardona, que era labrador y natural de Sant Salvador de Toló, al igual que su
abuela paterna Francisca Farré. Los abuelos maternos eran Francisco Lladós de Sarreta y
Rosa Vidal, natural de Montalbà, población situada en la Catalunya Nord. Este territorio francés anexionado por el Tratado de los Pirineos de 1659, refería a las comarcas de la
Alta Cerdanya, Rosselló, Vallespir y Conflent, unos territorios que englobaban la región
de Occitania, popularmente conocida como Pays Catalan.
La familia Cardona Lladós vivió en el período finisecular marcado por la industrialización principalmente en el entorno urbano, pero también en el mundo rural. Aunque no
se ha podido precisar la fecha exacta, José Cardona y María Lladós se casaron hacia 1876,
con veinticinco y veintiún años respectivamente. El matrimonio decidió mejorar su precaria situación traslándose a vivir a Barcelona.
La capital catalana fue una ciudad que, a partir de 1860, inició su expansión más allá de
las murallas de la antigua ciudad medieval para ejecutar un plan de ensanchamiento urbanístico. Este desarrollo fue auspiciado por el ingeniero Ildefons Cerdà i Sunyer configurando así el barrio del Eixample, y facilitando con el Plan Cerdà el auge del nacimiento de los edificios y monumentos modernistas más reconocidos a día de hoy. Entre éstos cabe destacar la Basílica de la Sagrada Familia de Antonio Gaudí, pasando por el Hospital de la Santa Creu i Sant Pau de Domènech i Montaner —actualmente el recinto modernista más grande de Europa— a edificios como el Palau del Baró de Quadras, de Puig i Cadafalch, hasta los más de 300 edificios proyectados por Enrique Sagnier, en uno de los cuales tiene actualmente su sede el Museu del Modernisme de Barcelona. En 1877 nacía Joan Cardona en el domicilio familiar, en la calle Mediana de San Pedro, 62, 2º piso, en el Barrio de la Ribera de Barcelona y muy cercano al Rec Comtal. Joan Cardona fue el primogénito de tres hermanos. Cuando tenía seis años nació su hermana Consuelo (1883) y posteriormente lo haría la hermana menor, María (1888). Josep Cardona i Farré era jornalero y vivió al menos hasta el nacimiento de su tercera hija, María, en 1888. Su defunción, por causas que desconocemos, sería poco tiempo después. Tras la muerte de Josep Cardona, León Farré i Duró (Isona, 1867-Barcelona, 1932) entró a formar parte del núcleo familiar junto a su madre María Lladós, quien se encargó del niño Cardona y sus hermanas Consuelo y María. León Farré era de Isona, el mismo pueblo que María Lladós, y a escasos 4 km. en línea recta a Sant Salvador de Toló, por lo que parece lógico que conociera a los padres de Joan Cardona antes de emigrar a la gran urbe. Farré fue un hombre que se hizo a sí mismo. En su pueblo natal era pastor y, al igual que sus vecinos, dejó el pueblo para probar fortuna. En Barcelona trabajó en una vaquería regentada por su paisana María Lladós. La vaquería, local en el que se vendía leche muñida directamente de las vacas, se encontraba en la confluencia del Passeig de Sant Joan con la calle Aragó.

Farré aprendió a tocar la guitarra y fue el discípulo más extraordinario que tuvo el compositor y guitarrista Francesc Tàrrega i Eixea (Vila-real, 1852-Barcelona, 1909). León
Farré empezó a realizar actuaciones en público, fruto de su pasión musical y se vio reflejada en las performances que realizaba en la vaquería de su esposa María Lladós. Francesc
Tàrrega Rizo —hijo de Francesc Tàrrega i Eixea— relataba la devoción y sensibilidad
musical que sentía Farré por su maestro:

«Cuando [Tàrrega] asomaba por la tienda, León Farré se volvía loco de contento (…) cerraba la puerta y gritaba: ¡Basta! ¡Ya no se vende más! (…) León era un hombre alto y tímido. Se tocaba con un ancho sombrero y se cubría con la blusa característica entre nuestros vaqueros. Visitaba a mi padre cuando suponía que éste estaba solo. Entonces se situaba a su lado y le oía incansable. Mi padre, agradecido de aquella sumisión y fervor,
tocaba, tocaba y León Farré, que era un hombrón, sólido y macizo, pero de una sensibilidad como no he visto otra de igual, se echaba a llorar al oír a mi padre (…)»

Tàrrega componía música y también transcribía partituras para la guitarra de compositores como Beethoven, Chopin, Mendelssohn o Schubert. Aquella pasión compartida llevó a León Farré a convertir la vaquería —y también una bodega que abrió al poco tiempo— en auténticos palacios de deleite melómano. Por aquellos locales pasaron ilustres músicos como Enric Granados, Isaac Albéniz, Joaquim Malats, o Miquel Llobet entre muchos otros. León Farré inculcó en sus hijos Joan, Consuelo y María su pasión por la música y la modestia como un modus vivendi. Rafael Farré i Lladós (Barcelona, 1890?-1929) hijo carnal de Farré y María Lladós, fue un notable y reconocido violinista; de él se decía que poseía: «técnica limpia, fluida, sorprendente, perfecta. El sonido, de belleza exquisita, se adueñaba pronto del auditorio porque sabía llegar plenamente al corazón de sus oyentes. Y, no obstante, Rafael Farré no se endiosó jamás; su modestia, la sencillez de su trato fue quizás lo que le hizo más querido de sus admiradores».

joan cardona2

La pasión musical siguió arraigada en la familia, ya que su nieta Carme Farré i Ors (Barcelona, 1900-Buenos Aires, 1985) fue compositora, guitarrista y profesora de música. Se casó con el músico Domènec Prat (Barcelona, 1886-Buenos Aires, 1944) y en 1923, fundaron la Academia de Guitarra Prat en Buenos Aires, ciudad en al que Cardona expondría sus obras años más tarde. Joan Cardona tuvo en su padrastro al hombre que le infundió una especial sensibilidad musical y artística. El joven Cardona tomó clases en la Academia Baixas, inaugurada en 1892 por el pintor Joan Baixas i Carreter e instalada en la calle del Pi, un centro privado en el que se formó una buena hornada de los artistas de referencia del Modernisme catalán. Algunos de los alumnos fueron Joaquín Torres García, Ismael Smith, Iu Pascual i Rodés, Rafael Estrany i Ros o Ignasi Mallol i Casanovas. Cardona posteriormente prosiguió sus estudios en la Escola de la Llotja. Por su parte la hermana menor, María Cardona i Lladós (Barcelona, 1888-1943) contrajo matrimonio con Jorge de Linder Hoffmann, un matrimonio sin descendencia. La hermana mediana Consuelo Cardona i Lladós (Barcelona, 1883-1966) se casó en 1904 con Ricard Opisso i Sala (Tarragona, 1880-Barcelona, 1966), miembro de la pandilla de Els 4 Gats y un artista muy popular y querido por el gran público durante la primera mitad del siglo xx, Aquella relación entre cuñados y artistas dio lugar a un vínculo fraternal y de sagrado respecto mutuo que duró para la eternidad, como se explicará posteriormente. Desarrollando el ámbito familiar, Cardona contrajo matrimonio a principio de siglo con Clemència Parade Cazabat. Hija de Carles Parade y Amara Cazabat, nació en 1870 en Bagnères de Bigorre, en la Occitania francesa. Disponemos de escasa información adicional de su esposa, salvo que tuvo una hermana, que se casó con Constantin de la Tour, intérprete de los Tribunales en París.

La relación de Clemència Parade Cazabat con Joan Cardona podría estar ligada a los orígenes de sus progenitores, nacidos en la Occitania y en el Pallars Jussà, ambas regiones muy cercanas a la cordillera de los Pirineos. Siendo de origen francés, llama la atención que mantuviera los apellidos paterno y materno. Presumiblemente sus padres se trasladarían a vivir a territorio español. Ignoramos cuándo y dónde se casaron Cardona y Clemència Parade. Ella era siete años mayor que él, un hecho atípico en aquella época. Clemència Parade y Joan Cardona no tuvieron descendencia. Lamentablemente, a día de hoy se dispone de escasa documentación, reducida a unas pocas fotografías y a la memoria oral que atesora la familia Opisso, a quienes agradecemos su inestimable ayuda.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

JOAN CARDONA Y LA UNIVERSAL DE PARÍS

Cuando el joven Cardona estaba a punto de cumplir 12 años, se celebró en París un evento de tal repercusión que ofrecería una imagen de renovada juventud en el espíritu francés: la Exposición Universal de 1889...

Leer más